domingo, 30 de octubre de 2011

Capítulo 5. El encuentro

Ilustración de Aurora Rua




En el callejón, Paula restriega contra el pavimento la suela de sus zapatos; tiene que evitar seguir dejando pistas a sus perseguidores. Escoge el rincón más oscuro y se sienta, necesita pensar e intentar comprender toda esta locura.
«Bruno, Bruno», el nombre le martillea sin cesar mientras rememora la última imagen que tiene de él tendido en el suelo en medio de un gran charco de sangre.
«Pon tu cabeza a pensar, Paula —se dice—, piensa…». El mensaje de Bruno decía que acudiera sin demora, le anunciaba que ya había encontrado la solución al enigma que durante meses los había enloquecido.
Recordó su primer encuentro. El hombre que se acercó a ella era la viva estampa de la confusión, pero no pudo sustraerse a aquellos ojos negros que la miraban suplicantes, ni a la voz que con extraño acento le pedía que le dijera en qué lugar y en qué fecha se encontraban. Le sonó un tanto insólito pero, como investigadora, no pudo evitar averiguar más del misterioso desconocido.
Asumió como cierto todo lo que le contó sobre su llegada y el increíble viaje a través de la piel del tiempo. Aquello era maravilloso, exacerbaba su afán de saber más y fue el acicate que la impulsó a unirse a su nuevo amigo para encontrar el modo de devolverlo a su origen.
Lo primero fue instalarlo en un lugar discreto: el viejo y abandonado taller de su padre. Empezaron a trabajar uniendo sus capacidades y conocimientos para entender la locura de viaje que había traído a Bruno a este Valladolid del año 1947. 
Su especialidad era la química, pero le interesaban y entendía la posible existencia de los agujeros de gusano, esos maravillosos accidentes topológicos del espacio-tiempo que permitían a la materia desplazarse de un lado a otro. Disfrutó cada minuto de esa asombrosa experiencia hasta que empezaron a observar señales que revelaban que estaban siendo vigilados.
Y ahora él ya no volverá a su casa. Su desolación al recordar el cuerpo de Bruno da paso al miedo al ver a los dos hombres que, enfundados en sus gabardinas negras y velados los ojos bajo el ala de sus sombreros, se dirigen decididos hacia ella.
Texto de Elysa Brioa 


33 comentarios:

Laura dijo...

Gracias al atraso horario, supongo, he llegado la primera a los comentarios y no puedo por menos que felicitaros a las dos : escritora e ilustradora habéis hecho un tandem perfecto. Era necesario regresar hasta Paula y Bruno, y habéis encajado el texto narrativo y la ilustración en una combinación muy bonita.

Me extiendo mucho más en el blog
demispalabrasylasvuestras.blogspot.com

pero desde aquí os lanzo un fuerte abrazo y mi comentario sincero.

Un abrazo de Laura.

Anónimo dijo...

Madre mía, Valladolid, 1947. Otra vuelta de tuerca en la trama de esta micronovela que cada vez nos enreda con más fuerza. Magnífico Elysa. La ilustración de esa Paula delicada y bella junto al cartel del adivino Melquiades es fantástica ¿quieren conocer el futuro?. Un saludo para todos. Mar Horno

Juanlu dijo...

Uf! hoy empiezo por la ilustración, me toca la siguiente y ando muy sensibilizado (y acojonado, jeje) ...es increible, me ha parecido ue que Paula se movía!!!!...se puede decir más?...enhorabuena.

Elysa me gusta tu micro, sigue manteniendo la tensión y la intriga...por cierto, yo ya tengo en mis manos el 6º capítulo, vayan haciendo sus ofertas...jejejeje

Un abrazo enorme para ambas!!!

Rubén dijo...

En este capítulo, tanto el texto como la ilustración nos muestran parte de la historia. Ya sabemos algo más de Paula y Bruno, de como se conocieron. Elysa nos deja con la inquietante presencia de los hombres que van detrás de su pista. Pero lo más curioso es la ilustración, creo que el cartel que aparece detrás de Paula nos susurra algo mágico. Esperemos a la siguiente semana.

Sara Lew dijo...

Qué bien! por fin sabemos más sobre la historia que unía a Paula y Bruno y la época y el lugar en el que se conocieron. Un texto muy bien escrito y que no decrece en intensidad. Fantástico Elysa!!

Y qué decir de la ilustración... que nos muestra una Paula delicada y bella, tan sentida que traspasa el dibujo. Este cartel que sitúa la escena, fantástico. Y me encantan las sombras negras de esos hombres que persiguen a Paula. Enhorabuena, Aurora.
Saludos.

Elisa dijo...

Geniales ambas, la verdad es que cualquier cosa que diga puede parecer tópica, pero es que este capítulo que nos pone en antecedentes de algunas cosas que ya sucedieron me parece magistral. Y el dibujo precioso, tener unos ilustradores tan buenos pone el listón muy alto, hay que hacer un esfuerzo para estar a la altura y hasta ahora todos los escritores han superado la prueba.

Fortunata dijo...

La verdad es que el listón está muy alto así que prepararos los que vais hacia el final...por que vais a tocar el cielo con las manos.
Elisa el texto me encanta como está escrito y otra vuelta de tuerca, ahora hay que estudiar mucho para poder continuar y que no haya desfases.
Aurora tu ilustración magnifica, ese callejón oscuro y húmedo, ese cartel....
Un abrazo a las dos

Su dijo...

Y seguimos saltando en el tiempo.

Según se avanza parece que se va recolocando la historia, pero siempre queda el suspense de lo que está por venir.

Felicidades a ambas. La relación dibujo texto está genial.

Abrazos

Rocío Romero dijo...

Elysa, menos mal que nos aclaras algunas cosas. Has retomado el punto que correspondía y eso que había muchas puertas por las que salir. Sobra decir que la narración es excelente y que nos has regalado unos datos preciosos para situarnos. Me encantó, felicidades.
Y Aurora, la ilustración es preciosa, me fascina ver cómo aportáis cada uno una perspectiva tan distinta de lo que se cuenta. Los estilos de las ilustraciones son casi más dispares que los de los escritores y nos estáis dejando boquiabiertos. La tuya además parece adelantar algo más o simplemente nos sitúa en las creencias habituales de la época. Y Paula, está preciosa. Bravo.
Muchos besos admirados a las dos

Gala dijo...

Muy bien Ely... felicidades por tu texto.. es genial...nos has rescatado la historia de estos personajes para ponernos en situación...
En cuanto a la ilustración, que puedo decir.. me parece mas que estupenda.

Mi enhorabuena a ambas... esta novela quedará mas que perfecta.

Besos mediterráneos.

lolaroig dijo...

Mis felicitaciones a las dos. Por la habilidad para unir los lazos de la historia, y por los detalles que aporta esta bella ilustración creando ricos matices a la lectura.

Anita Dinamita dijo...

Buenísimo!!!!
Elysa, has bordado el capítulo, has continuado, has abierto, has perfilado ¡muy bien!
Aurora, un dibujo precioso, Paula guapísima. Y solo desde la primera frase, genial!
Esa pluma de la inspiración tiene algo, seguro!
Abrazos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Me parece muy interesante ver cómo las ilustradoras han imaginado a Paula. Ella protagoniza hasta el momento tres de cinco ilustraciones. Fue Luisa la que nos ofreció una descripción de Paula: “con el cabello corto de un color intenso”. Y las ilustradoras la han imaginado pelirroja. Interesante. Me gusta mucho la Paula de Aurora, también la de Petra y Beatriz, pero está es la que siento más próxima a la narración, desde mi punto de vista, por supuesto.

En cuanto al texto de Elysa, brillante. Todo un acierto haber retomado el hilo narrativo de Paula.

¡Felicitaciones para ambas!

Blanca Bk dijo...

Me ha encantado. Sin duda es un relato común fascinante en el que cada autor le da su toque personal. ¿Dónde acabará esta historia tan inquietante? Me gusta mucho la ilustración de Aurora. Felicidades a las dos, Elysa y Aurora. :)

mercedespinto dijo...

Seguimos avanzando, y encontrando nuevas subtramas. ¿Veremos qué pasa con Paula en el próximo capítulo?
La ilustración es una maravilla.
Feliz domingo.

Nicolás Jarque dijo...

Elysa, magistral tu capitulo. Ahora estamos situados en una ciudad y en un tiempo, conocemos más de Paula y de Bruno. Muy bien narrado.
¡Enhorabuena!
Bessets.

Aurora, genial la ilustración. Mi sincera enhorabuena, un saludo.

Patricia Nasello dijo...

Retomar el hilo de Paula y Bruno es todo un acierto, Elysa. Me encanta conocer mas acerca de ambos. El final de tu episodio intriga y abre caminos, como corresponde a una novela que va por sus felices inicios.

¡Que decir de la ilustración que nos propone Aurora? Exquisita!

Felicidades a ambas!!!!

Cybrghost dijo...

Y seguimos añadiendo misterio y fantasía. Va a resultar más que interesante cuando esté completa y leamos todo de tirón.

Patricia O. (Patokata) dijo...

Al fin sabemos más de lo acontecido en el principio y desembocamos en más misterios. Felicitaciones por tan buena continuación y por la ilustración que la acompaña!!
El misterio nos sigue manteniendo en vilo!!

Saludos!!

JJ Campagnuolo dijo...

Guaooo accidentes topológicos del espacio-tiempo... esto cada vez se pone más interesante... felicidades a Aurora y Elysa, buena ilustración y muy buen relato... suerte a los próximos.

Ximens dijo...

Elysa: Has retomado a una Paula abandonada en el primer capítulo, que a todas luces debería ser protagonista. La has hecho aparecer en el callejón por el que huía. Este micro podría haber sido justo antes del primer capitulo si el autor del segundo no la hubiera hecho desaparecer tan rápido. Está confusa por haber traspasado la barrera. Justificas las manchas de sangre por ser de Bruno tendido en la calzada. No se aclara qué le pasó. Informas de cómo se conocieron y de que colaboró con él, aunque no sepamos en qué podemos suponer que tenía problemas de retorno. Se sienten observados y perseguidos, por eso Bruno se desangró (no dices si está muerto, por lo tanto dejas la puerta abierta a su recuperación). Informas que es estudiante o química, científica, y la ubicas en Valladolid en 1947, durante la II Guerra. Además terminas con dos hombres algo siniestros que se dirigen a ella.
Creo que cumples muy bien con este capitulo, das información, abres camino para el avance de la trama.
Me gusta. Felicidades.

Aurora: Has clavado la postura de Paula limpiándose, ese cogerse la falda con vista de enaguas. Las sombras de los "malos" sugeridas. El cartel supongo que es para ilustrar la época y poner una duda sobre el relato, o una ironía con ese "conoce tu futuro". Aplausos, pues. La suciedad-humedad autentica. Las ventanas ¿al futuro? Felicidades por el trabajo con el que nos regalas tu arte.

Isabel Barceló Chico dijo...

¡Muy bueno, elysa! Me ha encantado la atmósfera que has creado y ese flashback para que sepamos algo más del difunto Bruno... Me encanta. Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo a todos los participantes en esta micronovela.

depropio dijo...

Me gusta mucho que se vayan añadiendo detalles a la historia. Y más que esos detalles se tan bien explotados por el texto y el dibujo. Enhorabuena

ESPERANZA dijo...

Enhorabuena Elysa, brillante narración y magistral forma de remarcar el hilo conductor.

Aurora, muy buena ilustración.

Buen trabajo, chicas.

Un abrazo,

Katy dijo...

Me ha encantado este personaje envuelto en misterio y la continuidad de la trama. Y que hará ahora Paula.
Bss

Aurora dijo...

Uf... muchísimas gracias!!! La verdad es que el magnífico texto de Elysa daba mucho juego.
Ha sido un placer participar.
(Y el cartel del adivino es un "hilillo" que se me ocurrió dejar ahí colgando, por si alguien quiere tirar de él.)
Un fuerte abrazo para todos,

NiñoCactus dijo...

Seguimos con la historia, y continúa la intriga. Me descolocó un poco encontrar a Paula en el pasado, pues siempre la consideré viviendo en el presente. Y me entra una duda, si Víctor no se encuentra en la misma época que Paula, ni en la de Sebastián... ¿? Hum, se complica la trama. Me gusta la idea de dos líneas de acción paralelas pasado-presente.
La postura de Paula en la ilustración es tan lograda que parece que se mueve. Estupendísima. Y me encantó ese cartel. ¿Guiño irónico o elemento narrativo? Para mi gusto podría convertirse en un secundario divertido y loco, jaja, creo que daría mucho juego.
Enhorabuena a las dos. Seguimos enganchados.

Kum* dijo...

Muy bueno, Elysa. Entre otras cosas resuelves ese aparente cabo suelto que arrastrábamos de que Bruno estuviera en los dos tiempos (Paula y Sebastián). Tu relato asienta la trama y abre nuevas historias. Por cierto, introduce, al fin... alguien con sombrero.

Aurora, la ilustración es ferpecta y el cartel de Melquiades una travesura que traerá cola.

Besos y felicidades payasas a las dos.

Pd: NO a la palabra de verificación.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Pero deja pensar a la muchacha!!! No le pongas más nerviosa ahora con esos dos matones pisándole los talones... seguro que encuentra una solución ¿verdad? ¡Vaya ya me mordí una uña!!! je, je... si es que me pones con tanta intriga que claro, los nervios se me comen y hoy es halloweed, doble impresión!! Muy buen relato amiga, estupendo... quiero más!! Bss

Elysa dijo...

¡Muchísimas gracias a todos! Ya estoy más tranquila, es que vaya nervios, ahora voy a disfrutar leyendo al resto de los compañeros. Y Aurora, esa Paula que has creado es una belleza, me pasó como a Juanlu, me dió la impresión de que se movía, y esas sombras y el detalle del cartel y todo. Es un lujo y un orgullo compartir este capítulo contigo.
A todos muchas gracias.

Besitos

Rosa dijo...

Ay Elysa, me ha encantado que situases la historia de Paula y Bruno en mi ciudad. Gracias por ese detalle.
Esto va que arde y la ilustración me parece genial como dicen por arriba parece que Paula se mueve.
Enhorabuena a ambas!!!

Besos desde el aire

wastedcherry dijo...

Qué buen entramado, después de esto, tanto los escritores como los ilustradores tendremos más patrones que bordar.

S. dijo...

Ainssss que siga que sigaaaaa