domingo, 18 de diciembre de 2011

Capítulo 12. El efecto mariposa

Ilustración de Chío Padilla

«Tal vez en otro tiempo y en otro lugar estas notas serán vitales», pensó el profesor Víctor Tim mientras escribía con letras muy pequeñitas en un papel amarillento que ya parecía viejo.
1. «Nunca se intervendrá con acciones en un tiempo que no sea el presente. Las consecuencias de alterar el leve vínculo de la tríada pasado-presente-futuro, serían impredecibles».
2. «Cualquiera que sea el tiempo en que nos toque vivir, aun el más injusto o funesto, no justifica modificar el pasado para alterarlo. Todo tiene una razón de ser, y su incomprensión solo revela nuestra ignorancia... ¿Quién, sin conocer el extraño proceso biológico que los une, asociaría a un gusano con una mariposa?».
Esta última frase la tachó rápidamente, el ejemplo le pareció cursi; sin embargo, mientras las líneas iban y venían ocultando lo escrito, recordó el viejo adagio chino que relata cómo un suave aleteo al este de las montañas se convierte en un huracán sobre las costas del oeste. Entonces escribió en diagonal en un costado: «Efecto mariposa».
3. «Las condiciones del sitio de arribo deberán precisarse al detalle. Es fundamental utilizar el mapa espacio-temporal».
4. «Los traslados solo se harán los días de carnaval, habida cuenta de que los cambios de la moda pueden crear sospechas sobre los atuendos de los viajeros. La confusión de esos días jugará a favor en todos los aspectos».
Le pareció innecesario advertir sobre el cambio de estas fechas según los hemisferios, y no lo hizo.
Descansó un momento. Miró la hoja y vio cómo resaltaba sobre la oscura madera de la tapa del escritorio. Contempló absorto ese contraste como quien ve por primera vez el mar y siente a la vez su belleza y la emoción del descubrimiento. Sus ojos se llenaron de lágrimas, la revelación nuevamente se le presentaba como un parafraseo veloz, como un dictado que la inteligencia le haría solo por unos segundos.
«Así es el tiempo pensó, como el marrón de este nogal, solo que para entenderlo no debemos verlo como el tono cerrado de un color, no; debemos dividirlo, atomizarlo en tramas y texturas, y ver entonces el pasado, el presente y el futuro como simples líneas azules, rojas y negras superpuestas. El marrón es solo la ilusión del fin del caos».
El profesor corrió la hoja amarillenta, tomó otra muy blanca y nuevamente comenzó a escribir.

Texto de Julio Genissel


21 comentarios:

Laura dijo...

El diario del profesor. ¡El enigma del tiempo!. Bravo por vosotros dos en la resolución de esta ecuación literaria que nos dibujáis y nos escribís de forma tan bella y clara.

Un abrazo des -
demispalabrasylasvuestras.blogspot.com

Patricia Nasello dijo...

Julio, Chío, leer, mirar, descubrir la rica urdimbre de vuestro aporte, es un placer.
Gracias compañeros.
Y mis más sinceras felicitaciones.

Rubén dijo...

De nuevo el profesor Tim, su misterioso diario y esa filosofía que da aroma al texto.
La ilustración va la línea, con una imagen nos acerca al pensamiento de Víctor, excelente.

Aurora dijo...

Muy buen trabajo.
Me gustan las anotaciones de Víctor y ese dibujo-metáfora tan bonito.
Enhorabuena.

Elysa dijo...

Recuperamos hoy a Victor Tim, mejor dicho le conocemos un poco más. Merecía un capítulo, había quedado un tanto olvidado en los anteriores, además es muy lírico su manera de describir el tiempo.
Igual que esta ilustración con esa bella mariposa encerrada en el reloj de arena.

Buen trabajo

Besitos

Kum* dijo...

Me gusta el tono pausado del capítulo de hoy. Que los textos vayan tomando importancia en sí, a pesar, si es menester, de la acción. Buen rollo.

La ilustración... una pasada! Lo dice todo. Las palabras cabalgan en tus trazos, en tus garabatos, Chío. Ferpecta.

El efecto mariposa no podía faltar en esta novela. Felicidades.

Besos payasos.

Sara Lew dijo...

Me gusta ver aparecer de nuevo a Víctor. En esta micronovela todo gira en torno a él y a su invento, sin embargo lo teníamos un poco olvidado. El texto es suave y reflexivo; y la bella ilustración va de la mano con él.

Enhorabuena Julio y Chío por tan estupendo trabajo.

Anita Dinamita dijo...

Un muy buen capítulo, pausado como un domingo pero muy importante, las normas del espacio tiempo. Reposadas como el amarillo de la hoja.
El dibujo, una vez más, impresionante, se ajusta como anillo al dedo, al capítulo y a la micronovela en conjunto.
Enhorabuena
Abrazos

Rocío Romero dijo...

Pues sí, era evidente que el bueno del profesor Tim no podía haber pasado por alto las instrucciones, menos mal que estaba en todo ;-)
Julio, el texto funciona para hacernos entender la forma de pensar del personaje (aunque nadie le ha obedecido en lo de viajar en carnaval :-) y
Chío, la imagen es sencillamente preciosa (!!)
Felicidades a ambos y abrazos para todos

Rublo dijo...

Enhorabuena por el texto y el dibujo. El tiempo y su posible modificación futura llevarían consigo predicciones como estas. Estupenda la inclusión metafórica.

Un saludo.

Luisa Hurtado González dijo...

Un capítulo pausado y tranquilo pero muy importante. Texto e ilustración se han unido y trasmiten esa tranquilidad. Como un remanso. Me ha encantado.
Me gusta, mucho, ver a nuestro profesor, un poco olvidado, siendo el protagonista del capítulo. Me gustan sus consejos y me parece genial el consejo 4, ocurrente y simpático.
Un buen domingo aunque lo leyese ya el lunes.
Felicidades a ambos.

JJ Campagnuolo dijo...

Muy bueno... las reglas son importantes para establecer los límites de la historia... felicidades a Chio y Julio, hermosa ilustración y genial relato

Gabriel Bevilaqua dijo...

El misterioso Víctor al fin tiene voz propia, y lo vemos preocupado por las consecuencias de su hacer con el tiempo. Me gustó. Muy buena y adecuada la ilustración de Chío. Felicidades a ambos por la labor.

Saludos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡¡Perfecto, y prodigioso! ME encantó. Saludos.

Cybrghost dijo...

Tanto esfuerzo y al final nadie leerá las instrucciones.

Luisa Hurtado González dijo...

Pero... agortunadamente... nosotros nos leemos a nosotros mismos, estaremos listos para cuando los viajes en el tiempo sean como los viajes en tren.

Patricia O. (Patokata) dijo...

Impresionantes esas instrucciones, vitales sin lugar a dudas!!
Chío, me encantá el ritmo que le das al texto, muy suave y lírico; ni que decir que la ilustración de Julio es una maravilla totalmente acorde con el texto!!
Felicitaciones a ambos, menudo efecto que han causado!!

Abrazos y Felices Fiestas!!!

Kum* dijo...

Patokata: ...y también viceversa.
(Risas...)

Julio dijo...

Gracias a todos por los comentarios.
El texto, como muchos textos, ha tenido una consecuencia que no es parte de su virtuosismo, siquiera de su calidad, si no de la simple transmisión de un concepto.
Y eso es lo único que necesita un artista, un concepto que dispare sus fantasías. Chío ha resuelto de manera genial la imagen del tiempo. Una mariposa dentro de un reloj de arena... ¿Como entró? ¿Como saldrá? ¿Es que se nutre de los segundos, o por el contrario será finalmente atrapada cuando llegue su momento?
Propongo que si alguna vez esta historia tiene una portada que sea esta su imagen. Saludos y abrazos

Ximens dijo...

Me hubiera gustado que empezara: Victor salió de ver la película "El perro andaluz", donde las imágenes surrealistas se le habían mezclado con la novela policiaca que estaba leyendo. Así salvo el anterior capitulo. Bueno, es una broma. En esta entrega aparece el profesor creo que por primera vez vivo y da instrucciones y recomendaciones. Lo que más me ha gustado del texto es como iba viendo lo que me contaban, allí. Creo que se recupera la trama. La ilustración refleja muy bien ese efecto mariposa en el tiempo. Buen trabajo en equipo.

Fortunata dijo...

!Qué maravilla! Me ha encantado volver a Victor Tim, sus reflexiones sobre tiempo espacio. La imagen es un bellísimo complemento de las ideas.
Fantástico trabajo ambos. !felicidades!

Un abrazo