domingo, 1 de abril de 2012

Capítulo 27. Preguntas

Ilustración de Segismundo Rey

Paula se miró la mano. No recordaba haber cogido la flor, así que no supo concretar si sería del hospital en el que nació o si era del más allá que sobrevivió al hombre. Solo supo a ciencia cierta que no era de aquel lugar.
Melquíades no lograba entender qué había sucedido. Como guardián, no había visto nunca nada igual. No concebía que fuera posible viajar de esa forma. Sin el libro y sin la pócima.
—¡La pócima! ¿Dónde está la pócima? —se sobresaltó Melquíades.
Paula se asustó dejando caer la flor. Pensando que lo habían perdido todo: la pócima y el libro.

***

El viejo abrió el libro. Su sonrisa se tornó mueca.
—Está en blanco.
Los calvos se miraron incrédulos. Al viejo se le cayó el libro al suelo.

***

Carmen comenzó a pensar que aquel registro estaba durando mucho. ¿Dudarían de su versión? Tenía que haberlo meditado mejor. Quizá algún vecino había visto u oído algo, y ahora algún detalle, el más ínfimo, le impediría dejar de ser peón. El tiempo la traicionaba de nuevo.
No tardó mucho Torres en volver a la casa.
—Tendrá usted que acompañarnos —se dirigió a Carmen.
—¿Sucede algo? —preguntó temerosa de la respuesta.
—Espero que no, y todo sea puro trámite. —Algo en los ojos de Torres indicaba que mentía.

***

Hank salió del bar. Se dirigió a aquel callejón que tantas veces había visitado. Ahora tenía los datos suficientes para seguir con su investigación. Aunque conocía un trozo de la historia, le faltaba una parte, una gran parte. Pero gracias a Torres había avanzado lo suficiente como para unir los cabos sueltos que tenía más que estudiados.
Por fin podría acudir a su jefe para que le permitiera continuar. Tenía una base más que sólida.
—¿No querías certezas? ¡Tendrás certezas! —hablaba solo, pero pensando en su editor.

16 comentarios:

Laura dijo...

Felicidades a los dos artistas y un abrazo des demispalabrasylasvuestras.

¡Sólo quedan 11 capítulos para desentrañar los misterios del tiempo!

Animo al resto.

Besos

Pedro Alonso dijo...

Nueva dosis de intriga y de "preguntas", acompañada por una sorprendente ilustración donde nada es la que parece, donde tiempo y espacio se doblan de formas imposibles.

Un microcapítulo inpirado, tanto en el texto como en la ilustración. Rufino, Segismundo, mi aplauso.

Blanca Bk dijo...

Me encanta!! Enhorabuena a los dos autores!!! :D

Sara Lew dijo...

A la vez que se resuelven interrogantes surgen otros nuevos... Ya estamos cerca del final. ¡Qué intriga!

Muy bueno el capítulo y maravillosa la ilustración.

Enhorabuena a ambos artistas.

Rosa dijo...

Lo digo de nuevo esto se complica mucho...¿Cómo resolveremos tantas preguntas? ¿Se podrá dinamitar la novela en el último capítulo?...
Genial el capítulo que nos dejas Rufino y una preciosa ilustración de Carmen Seguismundo. Enhorabuena.

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

La novela sigue su curso con este nuevo capítulo que abre y cierra enigmas.

¡Enhorabuena a los dos!

Rubén dijo...

Es un capítulo que llama al orden a todas las conjeturas y nos las muestra planteando los interrogantes más importantes. Después del capítulo de Kum*, el ritmo se va acelerando con estos saltos de un sitio a otro en cada párrafo. Muy bien llevado.
Respecto a la ilustración creo que está llena de profundidades, de agujas de reloj volteadas y de nuevas dimensiones. Es perfecta para esta novela: plas, plas, plas

Patricia Nasello dijo...

Rufino, Segismundo, qué placer vuestro trabajo, sumo mis aplausos.

Mi enhorabuena a ambos!

Kum* dijo...

¿Pócima, libro?.... pero si ya no hacen falta!!!

La ilustración me ha dejado pasmado. Esas perspectivas alocadas y las distancias cambiantes... qué maravilla!!!

El jarrón que está en dos rincones y en ninguno, ese cuadro que cuelga de una pared perpendicular a él mismo, y esos marcos de las puertas que jajajajajaja... GENIAL.

pued que la ilustración no recoja un momento concreto del capítulo, pero desde luego está preñada del espíritu de Cienmanos. Total.

Segis, te dejo aquí mi sombrero.

Besos payasos.

Elysa dijo...

Un capítulo brillante que recoge a casi todos los personajes. Me gusta.

Y la ilustración, una autentica maravilla, ese juego con las puertas y alguien saliendo es genial.

Felicidades a ambos.

Besitos

Segismundo dijo...

gracias! creo que nos vamos a sonrojar con tantos aplausos... jeje es un placer participar en un proyecto como este, y más cuando se agradece tanto cada aportación.
Bonito sombrero Kum*, saludos!

Patricia O. (Patokata) dijo...

Cuanto misterio nos entregas hoy Rufino!!
Ni que decir que morí con los colores y el surrealismo de la imagen de Segismundo!!
Felicitaciones a ambos!!

Gala dijo...

Que chulada la ilustración! me pareció preciosa.

Y el relato genial, cada vez me parece más complicado la trama, está super interesante, todo un reto para los escritores que nos regalan cada semana un capítulo super interesante.

Mi mas sincera enhorabuena a los dos.

Besos mediterráneos.

joseluis dijo...

Me han encantado los planos físicos que se traslapan como las mismas acciones de la piel del tiempo, en un movimientos geométrico que escapa a nuestro cúmulo de experiencias.

Los mismos planos narrativos superpuestos y alejados entre sí surgen en el relato. Para mí es solo un instante multivalente, un libro de segundos que parecen estar en blanco, al parece innecesarios, pero presentes. Y Hank, que nos escribirá la otra historia, la que quiere su editor. Que buen cierre :-)

Felicidades Segis y Rufino.

Ximens dijo...

Tengo que reconocer que me he perdido, habrá que volver a leer de un tirón. Desde luego la ilustración es genial: esa lámpara de sombras inversas, el reloj espejeado..., me gusta.

NiñoCactus dijo...

Uff, menuda ilustración de 10. Realmente increíble.
El capítulo nos centra a todos los personajes. Ahora toca avanzar y resolver enigmas.
Abrazos sorprendidos