domingo, 8 de enero de 2012

Capítulo 15. La procesión de la Buena Muerte



Ilustración de Isabel Garmon

Paula tomó las manos de Sebastián y comenzó a acariciarlas tímidamente. Apenas lo conocía, pero no soportaba verlo llorar. En ese momento comprendió que los brebajes, las cuartillas y los saltos en el tiempo carecían de importancia; cada vez tenía más claro cuáles eran sus sentimientos y había llegado el momento de mostrarlos. Pensó un instante en Bruno y supo que él lo entendería. Se aproximó hasta Sebastián y, con una mezcla de miedo y ternura, lo besó. Al principio él no reaccionó, pero después hizo suyo ese beso, y durante los siguientes minutos la única química que hubo en aquel café fue la que surgió entre ellos.
Terminados los besos y las caricias, pagaron la cuenta y salieron a la calle. Nada había cambiado allí fuera: los soportales de la plaza, el Ayuntamiento, el conde Ansúrez… Todo seguía igual, pero Paula notaba un encanto especial, que nunca antes había percibido, en todo lo que los rodeaba.
Cogidos de la mano tomaron la calle de Santiago y se encaminaron, en silencio, hacia la casa de Emilio; ya habría tiempo para otros asuntos más íntimos. Sin embargo, no iban solos. Tras sus pasos se fue formando una pequeña procesión. A muy pocos metros caminaban dos hombres enfundados en unas largas gabardinas negras, y algo más atrás, una sombra encorvada, apoyada en un bastón, trataba de no perder el paso. Cuando Paula y Sebastián llegaron a la altura del cruce con la calle Atrio de Santiago, los hombres de las gabardinas los abordaron. Apenas hubo tiempo para la sorpresa. Primero unos gritos ahogados, y segundos después dos disparos, terminaron con la tranquilidad de aquella noche fría de noviembre.



29 comentarios:

Juan Luis López Anaya dijo...

Hace tiempo que no voy leyendo los capítulos, me perdí un poco y con tanto dibujar, hacer, ir y venir no he tenido tiempo de retomar, pero al ver la imagend e hoy me he quedao ko, que barbaridad, miles de aplausos.

Ver la imagen me ha hecho leer el capítulo, y me ha encantao, así que esta misma tarde retomo y me lo leo to (no lo hago ahora porque hay un personajillo por ahí que me ha hecho un encarguillo, jejejeje)

Abrazos!!!!

Laura dijo...

Felicidades a Isabel y a Miguel Angel, porque como digo en el comentario dominical en mi blog: ¡vais de la mano amigos!.

La ilustración es preciosa, y el texto que la acompaña también lo es, aunque con esos dos disparos ....¿nos hemos quedado sin calvos?.

Un abrazo des-
demispalabrasylasvuestras.

Mar Horno dijo...

Me ha gustado muchísimo el título. Si es la procesión de la buena muerte espero que alguno de los calvos haya salido herido y espero que sea el viejo del bastón el que haya disparado. Capítulo pausado lleno de imágenes muy poéticas, y, por supuesto, el amor, que todo lo inunda. Delicioso desayuno para este domingo. Enhorabuena Miguel Angel.
Ilustración maravilloso de Isabel. Si se editase un libro sería un placer el solo ojearlo.
Un saludo para todos.

Danik Lammá dijo...

Muy bien Miguel, como soy tu fan es la primera vez que leo en domingo :)
Me ha encantado. Al igual que Juanlu debo ponerme al día, leer todo e ir pensando en la trama que ya me falta poco para entrar al ruedo mmmmm

La imagen es AMAZING.

Enhorabuena por la combinación.

mariajesusparadela dijo...

al menos se van después de acariciarse...

Luisa Hurtado González dijo...

Una vez más (tenemos una suerte increíble) disfrutamos de una ilustración que no se parece en nada a las otras. Me ha gustado mucho, y hasta ahora lo cierto es que todas me has sorprendido.
En cuando al texto, un beso y disparos, todo en el mismo capitulo, una de cal y otra de arena. Muy muy bien.
Quiero saber mas.

Un beso, Luisa.

Gala dijo...

Como dice Mar el título no puede ser más acertado.
El texto es inquietante, suspense por ambos lados, tanto en la parte romántica que nos deja un buen sabor como en la sorpresa final.
Esos disparos...
Espero que ninguno de nuestros personajes haya salido mal parado.
Felicidades a la escritora.
Miguel Ángel, la ilustración es más que genial.
Mi más sincera felicitación.

Saludos.

Patricia Nasello dijo...

Puesto que el domingo pasado fue primero de año, ahora comprendo que me ha saltado un capítulo. Eso no impide que haya disfrutado éste. Sereno y romántico en su primer párrafo. Angustiante en el segundo.
Impecable capítulo, Miguel Ángel, un placer.
Isabel, tu ilustración además de ser un encanto también sabe captar el espíritu del texto a la perfección. Bravo!

Cybrghost dijo...

Sumando gente, sexo, violencia... vamos bien jeje.

Blanca Bk dijo...

Maravillosa ilustración y la novela va genial. Un aplauso a todos los que trabajais en ello con esfuerzo!! :D

Sara Lew dijo...

Fantásticos tanto texto como ilustración. Enhorabuena Miguel Ángel e Isabel.
Saludos.

Kum* dijo...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!, DISPAROS NOOOOOOOOOOO.. pero Miguel, cabrón, cómo te atreves!!!, jajajajajajja, sueltas dos disparos y nos dejas ahí, congelados en el tiempo hasta quién sabe cuándo, sin saber quién sabe qué, jajajajjajaja... menudo mamón.

Espero que Paula no se nos haya quedado viuda por segunda vez... por que... el encorvado es Melquiades, claro... y Melquiades... en fin....

Estaba deseando que llegara el domingo para ver la ilustración de Isabel. Alucinante. Esas caras sin rostro me han encantado. Todo el ambiente de la ilustración es... tan Cienmanos...

Felicidades a ambos los dos. Buen tamden. Ya sabía yo...

Besos payasos.

Katy dijo...

Un poco cruel para acabar con ellos así en medio de la calle. Pero está bien escrito y sigue el hilo, que por cierto está muy interesante.
Un abrazo

Rocío Romero dijo...

Bueno,
hemos llegado a otro momento cumbre, la persecución tiene resultados en el momento presente (ya había habido disparos en el capítulo de Depropio pero quedaron un poco al margen de la trama y estábamos viviendo como las avestruces). El tiroteo y el beso suman intensidad -muy bien- y a ver cómo se desenvuelve el próximo autor, uff.
Y la imagen: increíble. Siempre digo que no sé comentar las imágenes, sólo sé cuánto me gustan. En este caso la respuesta es muchísimo y no puedo añadir más. Bravo
Besos y felicidades a los dos

Isabel garmon dijo...

Gracias muchachos!! Vuestras palabras son un alago tanto para Miguel como para mí.

Salud y cuidaros!!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Buen capítulo, Miguel. Lo que más me gusta es el increíble punto de tensión en que lo has dejado. El que retome este capítulo tendrá que decidir a quién o quiénes fueron a parar esos tiros: ¿a los hombres calvos?, ¿a Paula y Sebastián?, ¿un disparo de un hombre calvo a uno de los protagonistas y la respuesta del anciano?, o, simplemente, disparos al aire de advertencia, ¿quién sabe?...

La ilustración, Isabel, me ha parecido una pequeña obra de arte, una maravilla. El detalle surrealista de las gabardinas de los calvos que comienzan a ceñir a la pareja es muy bueno y marca el momento previo a los disparos.

Felicitaciones para ambos.

Mercedes Pinto dijo...

Me he perdido algunos capítulos, pero ya sabía que Paula y Sebastián terminarían juntos, aunque este final me ha dejado desconcertada, habrá que esperar.
La ilustración es una maravilla.
Feliz 2012 a todos.

Patricia O. (Patokata) dijo...

Aplausos a los dos!!
Nació el amor al fin y que intrigada me dejan esos disparos, espero que no sean sobre nuestros protagonistas.
La ilustración genial, el amor los aparta de la misteriosa realidad de la que forman parte.
Menudo trabajo le toca a nuestros siguientes participantes, ya estoy ansiosa por leer el siguiente capítulo!!

Felicitaciones!!

Elysa dijo...

Excelente capítulo, asentando la historia de amor y a la para dejando un final iquietante y a la espera de qué o quién ha disparado.
El título muy sugerente.

Y la ilustración bella y muy impactante es difícil apartar los ojos de ella.

Felicidades a los dos

Miguel Molina dijo...

Antes de nada me gustaría darle las gracias a Puri por organizar toda esta locura.

Además os quiero agradecer a todos vuestros comentarios, me alegra que os haya gustado cómo ha quedado el capítulo. Para mí ha sido un placer colaborar en esta aventura.

Isabel un lujo el haber podido participar contigo. Ya sabes que me encanta la ilustración que ideaste.

¡Ah! Y mucha suerte a Puck, aunque sé que no le va a hacer falta, en la continuación de la historia. Seguro que será un éxito.
Saludos para todos.

Miguel Molina dijo...

Por supuesto le deseo también mucha inspiración al ilustrador del capítulo 16: Sergio Montal. A por ello.

Saludos.

Aurora Ruá dijo...

Vaya con Paula... Y parecía tonta...
Buen capítulo, tensión máxima. Y la ilustración, tan onírica, me encanta. Felicidades a los dos.

Julio dijo...

Bienvenido el romanticismo!!
Bellísimos el texto y las imágenes!!

patxi dijo...

Fluida escritura...genérico relato...me gustó leerlo.
Saludos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡Qué poder sanador tienen los besos! ainsss! je, je... Pues hale, besos...

Ximens dijo...

Bueno, bueno, tres capítulos en la plaza mayor de Valladolid y claro, Zorrilla y su Tenorio, el primer beso duplicado o dado a Bruno se lo lleva su hermano. Tras los besuqueos nos vemos con una gran sorpresa: un nuevo personaje (sombra encorvada, con bastón... ¿Bruno no murió y es un anciano en la actualidad?... O... realmente volvieron y le salvaron en 1937 y ahora es el propio Bruno el que se auto salva al cargarse a los malos y así permitir que la pareja vaya al pasado a socorrerle... Puede, por ahora puede que sea esto, que Miguel Ángel solo ha necesitado un par de líneas para la trama y a preferido darle más espacio al amor. En fin, para mi estás dando un buen adelanto de lo que pasa y esos dos disparos hasta la próxima entrega, Felicidades.
El dibujo de Isabel me gusta, al principio me parecieron dos mujeres que portaban sendos bebes a la espalda, pero no son los famosos malos que con su cauce de asfalto envuelve a los jóvenes. Y al fondo... apuesto a que es el anciano Bruno.
El título me ha gustado.
Felicidades por el buen hacer.

Fortunata dijo...

Intriga, amor, suspense en fin una maravilla de capitulo, que nos deja con ganas de más.
Isabel no conocía tu trabajo, pero viendo esta ilustración me voy corriendo a tu blog.
!!!genial los dos!!!
Besos

Jonaira Campagnuolo (JJ Campagnuolo) dijo...

Que buen capítulo, felicidades a Isabel y Miguel por el trabajo, quedó hermoso...

NiñoCactus dijo...

Siempre me ha gustado el mundo que empieza y acaba en las mesas de las cafeterías. Una procesión para seguir. Preciosa ilustración, ufff. Enamora.